Guerra de bandas por extorsión deja un herido en La Libertad.

La Policía informa que “Gordo Calín”, integrante de “La Jauría”, fue herido de un balazo por miembros de “Lucho Cartero”

Desde que se levantó temporalmente la cuarentena en la región La Libertad, la guerra entre las organizaciones criminales por la hegemonía del cobro de cupos y el tráfico de terrenos va en aumento y son a “punta” de bala y “sangre”.

ATAQUE DE BANDAS

La Policía informó que la noche del lunes integrantes de la organización criminal de “Lucho Cartero” hirieron de bala a Carlos Diney Rojas Escalante, alias “Gordo Calín”, quien en su archivo policial sería miembro de una de las facciones de “La Jauría” que tiene como cabecilla al “Negro Marcos”.

Eran las 8:55 de la noche, en pleno toque de queda, y “Gordo Calín” regresaba a su casa que se ubica en el distrito de Florencia de Mora, ubicado en la provincia de Trujillo. Según un testigo, cuando estaba en la intersección de las calles 9 de Octubre y 5 de Noviembre, fue interceptado por tres sujetos con quienes discutió por varios segundos. De pronto, uno de ellos sacó un arma de fuego, le disparó en el estómago y luego escaparon con dirección al grifo “Wilmercito”.

La víctima quedó tendida en el suelo y fue auxiliada por un amigo, quien lo subió a su mototaxi y lo llevó al Policlínico de Florencia de Mora, pero por la gravedad de su herida fue derivado al Hospital Belén donde se encuentra en observación.

Este hecho de sangre ocurre días después que agentes policiales capturaran a “Chato Juan”, cabecilla de la gavilla «»Richard Chato Juan», quien planeaba asesinar al “Gringo Celso” para apoderarse de los sectores del distrito de El Porvenir, donde tiene terrenos y extorsiona.

“Hay que señalar que para que perpetren las extorsiones, el tráfico ilícito de terrenos, entre otros ilícitos penales, las bandas criminales no han tenido bandera. En nuestro día a día hemos recabado información que para tener la hegemonía del cobro de cupos y del tráfico ilícito de terrenos han comenzado a planear crímenes entre ellos. Recordemos que muchos de los cabecillas de estas gavillas antes fueron ‘compinches’”, manifestó el jefe de la Sección de Secuestros y Extorsiones, teniente Diego Arteaga.